top of page
Buscar

¿TU PERRO ES FELIZ? ¿Y TÚ?

¿Qué se Necesita para Ser Verdaderamente Feliz?



Es una pregunta que todos nos hemos planteado en algún momento. La respuesta está en nuestra capacidad para satisfacer las motivaciones inherentes a nuestra especie.


Las motivaciones están arraigadas en nuestra evolución y poseen una función esencial desde un punto de vista adaptativo. Cada una de nuestras motivaciones cumplen una función vital en nuestra vida cotidiana.


La motivación es la unión de nuestros deseos y necesidades, una poderosa fuerza interior que ha permitido a los animales evolucionar.


LAS MOTIVACIONES EN EL SER HUMANO:

Una de las motivaciones más importantes en el ser humano es la motivación recolectora, que ha tenido una importancia fundamental en nuestra evolución como especie: recolectar bayas, raíces y frutos nos permitió evolucionar hasta que el hombre empezó a cultivar la tierra y a depender menos de lo que recolectaba. La ciencia ha demostrado que recolectábamos para nutrirnos y sobrevivir, pero sobre todo para satisfacer la motivación recolectora.



En el fondo, todos somos “recolectores”: coleccionamos música, libros, conocimientos, ropa o relaciones, etc. Lo fascinante es que tenemos la capacidad de moldear esta motivación a través de nuestra imaginación. La sociedad de consumo aprovecha la motivación recolectora del ser humano para atraer nuestra atención sobre objetos que no son imprescindibles para nuestra existencia.



Pero reflexionemos: el placer de obtener el objeto no está en conseguirlo sino en la búsqueda misma; por este motivo, una vez conseguido el objeto, nuestra necesidad de seguir buscando sigue intacta.


LA MOTIVACIÓN EN EL PERRO:

La motivación predatoria, la persecución y captura, sin duda tiene que ver con la necesidad depredadora, pero la mayor satisfacción proviene de la búsqueda, del arousal que provoca la acción.

Esta satisfacción la entendemos mejor si nos fijamos en que nuestros perros son capaces de perseguir incansablemente siempre la misma pelota.



Los animales empleamos a diario nuestras motivaciones en nuestras acciones, sin siquiera ser conscientes de ello. En función de como gestionemos nuestras motivaciones, incidiremos en nuestra sensación de felicidad o frustración en muchos aspectos de nuestra vida.


El CAMINO HACIA LA FELICIDAD:

Conocer y comprender las motivaciones innatas de nuestro perro como especie, nos sirve para proporcionarles una vida más plena y feliz. Si conocemos las motivaciones de nuestro perro, podremos aceptarlas, satisfacerlas, modularlas o compensarlas.


Todas las motivaciones poseen su lugar y validez, aunque algunas se integran más armónicamente con nuestro estilo de vida, mientras que otras pueden resultar más desafiantes de manejar.


Trabajar las motivaciones no solo implica favorecer ciertos comportamientos y proporcionar formas adecuadas de expresión para las tendencias de nuestro perro, sino también evitar la frustración. Identificar objetivos, establecer rituales y reglas de juego, así como crear un contexto propicio, son pasos fundamentales en este proceso.


Si crees que el mundo de las motivaciones es un mundo apasionante,

no puedes perderte esta actividad formativa.

Más de 100 alumnos han descubierto ya el mundo de las motivaciones.


Accede tú también ahora!




Kommentare

Mit 0 von 5 Sternen bewertet.
Noch keine Ratings

Rating hinzufügen

NUEVA FORMACIÓN

3317e4_411d5eb849b44783ba5383d208065ed5~mv2.png

CATEGORÍAS 

rfvs.png

SOMOS MIEMBROS DE LA: 

Captura de pantalla 2023-05-17 a las 9.28.00.png

FORMAMOS PARTE DE:

NUESTRO PODCAST: 

Captura de pantalla 2023-09-03 a las 15.35.08.png
bottom of page