La salud emocional de tu perro




Todos los que tenemos perros sabemos que podemos condicionar su estado emotivo: si estamos alegres, motivados y entusiastas nuestro perro se alinea rápidamente con ese estado emotivo nuestro. Si estamos estresados, con depresión, falta de motivación, conflictos familiares etc., nuestro perro también se alinea con nuestros estados emotivos negativos. En este último caso a menudo no nos damos cuenta de ello porque cuando estamos en un estado emotivo negativo nuestra energía disminuye y disminuye la atención que prestamos a nuestros perros.


Actualmente estamos viviendo una situación muy especial, la cuarentena nos está poniendo a prueba, nuestras emociones están más a flor de piel que nunca; el miedo, la incertidumbre, el estrés, las limitaciones físicas, la preocupación constante por no infectarnos, la soledad, nos están haciendo vivir en un estado de alerta emocional permanente.


¿Qué repercusión tiene esta situación en la vida emotiva de nuestro perro y qué consecuencias puede tener en un futuro próximo?


Quizás nadie lo sepa con exactitud y una respuesta definitiva la tendremos probablemente cuando todo esto haya pasado ya. Lo importante ahora es saber qué puedo hacer para mejorar mi día a día emocional y con ello reducir el daño que causamos a nuestros perros con nuestros estados emotivos negativos.


Algunas claves:

Tener una perspectiva positiva respecto a la vida en general y plantearse pequeñas metas diarias, fácilmente alcanzables.

Cuando sentimos un estado emotivo negativo, intentar reflexionar sobre porqué me siento así e intentar buscar la manera para salir de él.

Establecer pautas en la jornada: poner el despertador, llevar a cabo algo de ejercicio físico en casa, ducharnos y desayunar.

Sucesivamente sacar a nuestro perro (sólo lo estrictamente necesario para que haga sus necesidades) y una vez en casa nuevamente (recuerda observar todas las medidas higiénicas necesarias en estos momentos), ocupar nuestra mente en alguna actividad pro activa (leer, escribir, son actividades pro activas, ver la tele o la tablet no es pro activo)

No olvides mantener el contacto social, ya sea a través del teléfono o con videollamadas, y tampoco olvides dedicar algo de tiempo a alguna actividad lúdica en la que puedes incluir a tu perro (juegos adecuados a su edad).


Por último, y casi lo más importante: respeta la desconexión digital! Intenta apagar todas las pantallas y todos los dispositivos electrónicos al menos un par de horas al día (si te resulta difícil, intenta empezar con 15 minutos y aumentar sucesivamente)


Recuerda que todas estas pautas te ayudarán siempre pero sobre todo en estos días tan extraños que estamos viviendo, y recuerda que si tú estás bien emotivamente, tu perro también lo estará.


Así que ya sabes: Hazlo por ti! Hazlo por él!.


#covid-19

#saludemocional

Creadores del Método ZENTAI 

®

Mónica González Tovar 

Especialista en Nutrición Cruda para Perros y Gatos

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

Ezequiel Dello Russo 

Educador Canino 

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco

   Copyright  2019-2020 ©|PRIVACY POLICY|